Skip to content

¿Cómo reinstalar Windows 10 sin perder archivos ni datos importantes? Guía paso a paso

Muchos nos hemos visto en esta posición donde, por alguna razón, nos vemos obligados a desinstalar y reinstalar Windows 10, comprometiendo toda nuestra información importante, lo cual resulta más estresante aún.

Lo “cotidiano” de comprometer nuestro sistema operativo ha hecho que todos nos veamos en la necesidad de aprender a desinstalar y volver a instalar Windows, labor que hace pocos años era exclusiva para profesionales de la informática.

Sabiendo esto, Microsoft desarrolló diferentes métodos para “personas normales” como tú y como yo que, si bien no somos expertos en Windows 10, bien podemos aprender a instalar este sistema operativo ¿Quieres aprender? Sigue leyendo, en los siguientes párrafos te explicaremos qué debes hacer.

Diferencia entre reinstalación y restauración del sistema Windows

Restauración y reinstalación son dos conceptos que suelen confundirse pero que, en realidad, son muy diferentes; es por ello que en Tips de Tecnología te explicaremos las diferencias entre cada una ¿Quieres saberlas? Sigue leyendo.

  • Restauración: consiste en devolver a Windows a su estado original tras concretar la primera instalación.

Hecho esto, perderemos todos los cambios realizados hasta el momento; sin embargo, el usuario puede decidir mantener todos los programas instalados y archivos que tengas almacenados en tu equipo.

  • Reinstalación: consiste en volver a instalar el sistema operativo desde cero. Para ello, es necesario formatear el CPU en su totalidad y, por ende dejarlo en modo de fábrica.

Ahora que conoces los conceptos básicos, es momento que aprendas a diferenciar ambos conceptos, para ello debes saber que:

  • La restauración actúa en el sistema operativo y la reinstalación afecta todo el equipo.
  • Si procedes con la restauración no hará falta desinstalar Windows 10, lo cual si es necesario si decides continuar con la reinstalación.
  • La restauración corrige errores de configuración en el SO, mientras que a la reinstalación acudimos como última instancia para eliminar un virus.

¿Cómo saber si mi sistema operativo necesita ser reinstalado?

En el apartado anterior adelantamos algunas de las causas que te pueden obligar a reinstalar Windows 10; sin embargo, estas no son las únicas. En tal sentido, puedes verte en la necesidad de hacerlo por errores o mantenimiento.

Por fallos o errores de ejecución

Si tu equipo sufre algún fallo en la estructura de sus archivos puede que no tengas otra opción que reinstalar tu sistema operativo. Esto puede ocurrir por diversos factores, tales como la presencia de un virus informático o un error físico a nivel del software.

Por mantenimiento

Si no le has hecho mantenimiento a tu sistema operativo, es posible que esté saturado de “archivos residuales” o contenido basura que se acumula y congestiona tu equipo y que, a la larga, termina por afectar el buen funcionamiento de tu equipo.

Al primer síntoma de congestión puedes apoyarte en herramientas de gestión; sin embargo, llegará un punto en que no quedará más alternativa que el Hard Resert, lo cual debemos hacer cada cierto tiempo.

En tal sentido, lo más inteligente es guardar un respaldo de tus archivos y formatear tu equipo, al menos, una vez al año.

Reinstalar Windows 10 sin perder datos ni archivos ¿Es posible?  

Nuestros ordenadores son una especie de bóvedas donde almacenamos todo tipo de información importante que no queramos perder tras la reinstalación. Afortunadamente, Windows sabe cómo leernos la mente y dos alternativas para desinstalar tu SO sin comprometer ningún archivo ¿Quieres conocerlas? Sigue leyendo.

Desde la restauración de Windows

Windows 10 cuenta con una herramienta que simula la instalación desde cero. Pues bien, puedes apoyarte en ella para hacer lo propio sin comprometer ningún archivo ¿Cómo? De la siguiente manera:

  • Ve a la configuración de Windows 10 y selecciona “Actualización y Seguridad”.
  • Haz click en “Recuperación” y luego en “Restaurar este PC”.
  • Marca la casilla “Mantener mis archivos” para protegerlos.

Ten en cuenta que al hacer esto se mantendrán todos los archivos de tu sistema, incluyo aquellos que te interesa eliminar y que perjudican tu equipo. Windows eliminará solo errores superficiales.

Haz una copia de seguridad

La mejor opción es apoyarte en un dispositivo USB externo o una unidad de almacenamiento. Dicho esto, te explicaremos cómo hacer Backup a los archivos guardados pero no a los programas instalados, para ello debes seguir los siguientes pasos:

  • Ve al “Panel de control” de Windows 10.
  • Selecciona la opción “Historial del archivo”.

En dado caso que quieras excluir algún archivo, pulsa sobre “Excluir carpetas” y selecciónalas de forma manual.

  • Inserta el dispositivo extraíble y haz click en “Activar”.
  • Hecho esto, la herramienta comenzará a ejecutarse y estarás creando tu propia copia de seguridad para proteger los archivos importantes.