Skip to content

¿Cómo proteger tus contenidos con licencia Creative Commons?

Internet se presentó como el pionero de la globalización al presentar cambios importantes para le sociedad moderna; incluyendo aquellos relacionados al mundo jurídico y todo lo relacionado al derecho de autor y las licencias Creative Commons.

Esto surgió cuando los desarrolladores y creadores de contenido se dieron cuenta que una vez los datos está en la red es prácticamente imposible mantener el control de la información generada y, por ende, preservar el derecho de autor.

Las licencias Creative Commons funcionan como un modelo dentro del Copyright para proteger la información, principalmente, de las redes sociales. En tal sentido, en los siguientes párrafos te explicaremos qué es esta herramienta, para qué sirve y todo lo que necesitas saber para encontrar contenido de este tipo.

Licencia Creative Commons ¿Qué es y para qué sirve?

En términos básicos, esta licencia te permite determinar el uso que se le puede dar al contenido creado por ti. Es decir, es un permiso clave para gestionar los derechos de autor de una obra determinada.

Los autores de una determinada obra o creadores de contenido tienen la potestad de definir las condiciones de uso y distribución de la misma.

De esta forma, el autor da a los usuarios el permiso de reproducir su obra, siempre y cuando se respete su autoría. Así mismo, puede o no restringir el uso comercial y decidir si se harán o no obras derivadas.

En caso que el autor quiera compartir su trabajo más allá de lo permitido por la Ley de Propiedad Intelectual, puede hacerlo a través de la licencia Creative Commons.

Ahora bien, el hecho de que una obra esté protegida con Creative Commons no quiere decir que  no pueda ser reutilizada por otras personas; sino que estos usuarios deberán cumplir con una serie de condiciones, las cuales dependen del tipo de licencia escogida por el creador.

Tipos de licencia de contenido

En internet, existen tres tipos de licencia para proteger el derecho de autor de una determinada obra, las cuales son:

  • Reconocimiento, la cual permite la explotación total de la obra; es decir, puede usarse con fines comerciales, para crear obras derivadas y distribuirla por otras vías sin restricción alguna.
  • Reconocimiento – No comercial, al igual que la alternativa anterior, permite la reutilización de la obra original para crear contenido derivado; sin embargo, la primera no puede ser utilizada con fines comerciales de ningún tipo.
  • No comercial – Compartir igual, con esta licencia ni la obra original ni las derivadas pueden utilizarse con fines comerciales.
  • No comercial – Sin obras derivadas, esta es mucho más estricta que las opciones anteriores; ya que, ni siquiera permite la creación de obras originales a partir de una protegida con Creative Commons.
  • Compartir igual, a diferencia de las anteriores, esta licencia sí admite la utilización de la obra original y las derivadas con fines comerciales.
  • Sin obra previa, esta licencia permite el uso comercial de la obra original pero no admite la creación de contenido derivado.

¿Por qué proteger tu contenido con licencia Creative Commons?

  • Podrás reproducir y reutilizar obras de otros autores sin ser penalizados por incumplir las normas del derecho de autor.
  • Al imponer normas y penalizaciones, los usuarios se vuelven más responsables a la hora de utilizar material de terceros.
  • Permite reutilizar, copiar y distribuir material por diferentes medios y formatos, el cual podrás gestionar con distintos propósitos, entre ellos, fines comerciales.